Imprimir Noticia Enviar la noticia por e-mail Disminuye el tamaño del texto Aumenta el tamaño del texto

Locales

Reivindicaron los "30 mil" desaparecidos durante la señalización de la comisaría de San Blas de los Sauces

27/03/2017 | La Secretaría de Derechos Humanos de la provincia, junto a su par nacional y la municipalidad departamental, señalizaron el viernes por la mañana la Comisaría de San Blas de los Sauces como Sitio de Memoria de acuerdo a la Ley de sitio N° 26.691. En la ocasión los diferentes interlocutores reivindicaron a los 30 mil desaparecidos que provocó la dictadura militar.

Estuvieron presentes, la viceintendenta del departamento, María Casas; la senadora nacional, Beba Aguirre de Soria; en representación de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación el director nacional de Sitios de la Memoria, Adrian Dominguez; representando al Ejecutivo provincial, el secretario de Derechos Humanos, Délfor Brizuela; el diputado por San Blas de los Sauces, Antonio Sotomayor; el jefe de la Unidad Regional Tercera, comisario Guillermo Cortés; la jefa de Comisaria de San Blas, subcomisaria Sonia Sotomayor; concejales del departamento, ex presos políticos, hijos de ex presos políticos, directores del ejecutivo provincial y municipal, directivos y docente de establecimientos educativos, alumnos, familiares, entre otros.

El acto comenzó con la entonación a capela de los himnos Nacional y Provincial, con la interpretación del canta-autor Carlos Ferreyra y la lectura de la declaración de interés departamental del acto de señalización.

Posteriormente se procedió al descubrimiento de la placa de la Comisaría por parte de los ex presos políticos y las autoridades presentes.

Lázaro Brizuela ex preso político, fue el primero en tomar la palabra. Contó los motivos de su secuestro, agradeció haber sido amigo personal de monseñor Angelelli y muy emocionado recordó a su madre ya fallecida y le dedicó unas palabras en agradecimiento por su gran lucha y por hacer de él también un hombre de lucha.

Posteriormente el profesor Tomas "Chichi" Ortiz, también ex preso político de esa localidad, hizo uso de la palabra. "Nosotros hemos vivido en carne propia todo lo que significó el terrorismo de Estado al igual que lo sufrieron los que se encuentran desaparecidos y por eso estamos aquí para dar testimonio del horror que vivimos y poder gritar fuerte ´memoria verdad y justicia", enfatizó.

También recordó a las madres de los ex presos, a esas mujeres a quienes llamaron "Madres de los Muros", porque a pesar del muro que las separaban de sus hijos detenidos, siempre estuvieron ahí en la interminable lucha por lograr la liberación.

Así también, en representación del municipio, habló la concejal Mariela Reinoso, quien en su discurso hizo una breve reseña de las consecuencias del golpe de Estado, reivindicó el número de los 30 mil desaparecidos y agradeció la presencia de los presentes.

Somos treinta mil

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos brindó un extenso y sentido discurso en el que exaltó los logros en materia de derechos humanos de estos últimos años y cuestionó a quienes desde el poder nacional ponen en tela de juicio muchas de las conquistas, a las que definió como "conquistas del pueblo argentino".

Con el mismo tenor, criticó que desde el gobierno central se ponga en tela de juicio el número de los 30 mil. "Reafirmamos con mucha fuerza esa expresión metafórica de "Somos treinta mil" (lema de las actividades por el día de la Memoria de la provincia de La Rioja), porque los 30 mil no es un número más, es la esencia de un pueblo levantado en contra de la opresión, de la dictadura, es la expresión de las madres que fueron capaces de romper el terror y el miedo con el que nos querían disciplinar para acallar nuestras voces, y que fueron capaces de enfrentar ese gobierno inconstitucional, para interceder preguntando por sus hijos, todos ellos son el número treinta mil", afirmó.

Así también cuestionó el "echar a correr" de nuevo la teoría de los dos demonios que "es justificadora de todo lo que pasó a partir del golpe de Estado y volvió a sostener que los derechos humanos no son "un curro".

El representante nacional ratificó lo dicho por Brizuela y reafirmó la cifra de los 30 mil. Así también sostuvo que fueron 800 los centros de detención ilegales que funcionaron en el país y que se señalizaron ya cerca de 200, de los cuales 19 durante su gestión.

Por último se procedió a descubrir en la plaza, frente a la Comisaria, una placa en homenaje a las madres de los ex presos políticos del departamento, muestra de la valoración del pueblo riojano a la lucha incansable de las familias de los detenidos por la dictadura y una manera de ratificar las políticas de Estado de Memoria, Verdad y justicia que "no pueden ser mancilladas ni relativizadas y echadas al olvido".

Señalización

La señalización hace visible que este lugar funcionó como Centro de Detención Ilegal y con mayor intensidad a partir del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, en el marco del Plan Sistemático de Terror y exterminio ejecutado por la última dictadura cívico-militar (1976-1983).

Según testimonios obrantes en causa judicial, en el Archivo Nacional de la Memoria y la Comisión Provincial de Derechos Humanos, aquí permanecieron detenidos y secuestrados hombres y mujeres, perseguidos por su militancia política, social y sindical.

Los hermanos Evaristo Carlos, Lázaro, Pablo y Nito Antonio Brizuela, fueron secuestrados el 22 de marzo de 1975 y alojados ilegalmente en esta dependencia, en la cual permanecieron veinticuatro horas y luego fueron trasladados a la Capital de La Rioja.

También fue detenido y llevado a esta comisaría, después del golpe de Estado, quien había sido hasta ese momento, el diputado por el departamento "Paco" Scartezzini, que luego fuera trasladado al Instituto de Rehabilitación Social en la ciudad Capital de La Rioja.

Según consta en declaraciones, este lugar estuvo vinculado al operativo represivo que comenzó cuando miembros de Gendarmería, Policía de la Provincia y Policía Federal, arrestaron a un grupo importante de personas, a quienes mantuvieron secuestradas y posteriormente derivadas a otros centros de reclusión ilegal.

Durante la última dictadura, todas las Fuerzas Armadas y de Seguridad, así como el gobierno local, quedaron subordinados al comando del Tercer Cuerpo del Ejército con asiento en Córdoba, bajo el mando de Luciano Benjamín Menéndez.

En 2013 en el segundo juicio por crímenes de Lesa Humanidad cometidos en esta Provincia, Menéndez fue condenado a prisión perpetua por séptima vez, por delitos probados en lugares pertenecientes al circuito represivo de La Rioja.

La Señalización de los Sitios de la Memoria-Ley Nacional 26.691, hace visible la función que cumplieron durante el terrorismo estatal, y expresa en el espacio público el compromiso del Estado democrático a dar a conocer y condenar estos crímenes, impulsar el juzgamiento de sus responsables y hacer efectivo el reconocimiento a las víctimas.

www.fmhorizonte941.com.ar - Diseño y Hosting: Luis Vilte